Moonlight mejor película en los Oscar

Algo de Cine
algo de cineLa euforia de La La Land se deshinchó de la forma más inesperada durante el final de la gala de los Oscar. Warren Beatty ha sido el protagonista desafortunado de la anécdota final y surrealista de la ceremonia. El actor y Faye Dunaway han sido los encargados de otorgar el premio a la mejor película. Cuando el veterano intérprete de Bonnie & Clyde ha abierto el sobre ha estado dudando durante unos segundos en decir el nombre de la película ganadora y ha dejado que Dunaway lo hiciera por él: ‘La La Land’, ha mencionado la actriz de 76 años.
Cuando el equipo del exitoso musical dirigido por Damien Chazelle ha subido al escenario y ha comenzado a agradecer el premio, el productor deLa La Land Jordan Horowitz ha interrumpido el acto asegurando que el verdadero ganador era Moonlight. Ante la sorpresa de todos los asistentes, que pensaban que se trataba de una broma, han subido también al escenario los integrantes del drama gay dirigido por Barry Jenkins. “Moonlight, habéis ganado el Oscar a la mejor película”, decía Horowitz.
“Quiero contar lo que ha pasado. He abierto el sobre y decía: ‘Emma Stone – La La Land’. Por eso he echado una mirada tan larga a Faye (Dunaway) y a vosotros (el público). No intentaba hacerme el divertido”, dijo Beatty sobre el escenario ante la confusión generada. Esta explicación sugeriría, a la espera de una confirmación oficial, que a Beatty le dieron el sobre equivocado y que correspondía al galardón que se había entregado justo antes, el de mejor actriz, que en efecto fue a parar a Emma Stone por La La Land. En definitiva, un ridículo monumental que ha dejado a todo el mundo atónito y al equipo de La La Land con el rostro desencajado.
Con ocho nominaciones a los Oscar, entre ellas mejor película, director, guión, fotografía y banda sonora, Barry Jenkins ha conseguido finalmente tres estatuillas: mejor película, guión adaptado y actor de reparto. La película, cuyo guión está escrito por el propio Jenkins, está inspirado en la obra In Moonlight Black Boys Look Blue, de Tarell Alvin McCraney. Y es que hay mucho de autobiográfico en este filme que ahonda en la búsqueda de uno mismo en un lugar cercano al infierno.
El protagonista es Chiron, un niño afroamericano que no tiene padre, su madre es adicta al crack y sufre acoso escolar. Vive en un barrio conflictivo de Miami en la década de los ochenta y gracias a su encuentro con Juan, un traficante de buen corazón de origen cubano, el pequeño hallará un halo de luz (efímero) en el desgarrador ambiente homófobo en el que le toca vivir.
Avalada bajo la producción de Brad Pitt y ganadora del Globo de Oro a la mejor película dramática, esta crónica de una vida representa la mejor definición de lo que implica ser negro, pobre y gay en una cultura tan conservadora como la afroamericana.
Compartir
Periodista y Locutor. Productor y Conductor del programa "Algo de Cine" (viernes 02:00pm por la señal de Victoria 103.9 FM)