“Cría cuervos…y te sacarán los ojos”

Ran
Ran Akira KurosawaTítulo original: Ran
Año: 1985
Duración: 160 min.
País: Japón
Director: Akira Kurosawa
Guión: Akira Kurosawa, Hideo Oguni, Masato Ide (Obra: William Shakespeare)
Música: Toru Takemitsu
Fotografía: Takao Saito & Masaharu Ueda
Reparto: Tatsuya Nakadai, Akira Terau, Jinpachi Nezu, Pîtâ, Mieko Harada, Masayuki Yui, Daisuke Ryû, Yoshiko Miyazaki, Hisashi Igawa, Kazuo Katô, Norio Matsui
Productora: Coproducción Japón-Francia
Género: Drama. Bélico | Japón feudal. Siglo XVI. Familia. Cine épico
SINOPSIS: Durante el siglo XVI en el Japón feudal, la abdicación de Hidetora, el patriarca de la familia Hidemonchi, desata un conflicto de poder entre sus tres hijos, Taro, Jiro y Saburo. La guerra entre ellos amenaza con destruir el legado familiar ante la ambición de otras familias y los deseos de venganza de Laedy Kaede la mujer de Taro.
CRITICA:
Una vez más, el gran genio Japones Akira Kurosawa, nos deja una pieza para la historia del cine. De obligatorio visionado para cualquier cinéfilo o aspirante a director. Ran la adaptación de la obra de William Shakespeare es un film del más fino arte cinematográfico.
En ella se demuestra que a través de una trama principal sencilla, de tipo bélico, se puede ofrecer toda una lección de valores; casi como si de un estudio sociológico se tratase. La figura del patriarca retirado, y la división del reino a partir de la lucha entre hermanos. Un recorrido a través de la ética del ser humano: venganza, ambición, respeto, hipocresía y lealtad, juegan un papel principal en las nutridas subtramas de la película del fenomenal Kurosawa.
Precisamente el fenomenal encaje entre la trama principal y las subtramas propias de las relaciones entre la multitud de personajes, eleva a la producción a los altares técnicos de la cinematografía. La información fundamental se revela con corrección absoluta, contribuyendo a crear una excepcional atmosfera de tensión y pasión.
Superando sin apenas dificultades el estigma del cine oriental, cuenta con unas interpretaciones magistrales, especialmente por parte de Tatsuya Nakadai (Hidetora), y Mieko Harada (Laedy Kaede). La realización es impecable, visualmente magnifica; la fotografía mantiene el nivel general de la producción, y el atrezzo es uno de los puntos fuertes de Ran.
Este drama bélico medieval, al igual que la mayoría de las producciones de Akira, ha inspirado algunas de las películas más representativas del siglo XX. El caso más destacado son los films de Quentin Tarantino. En la práctica totalidad de las películas del realizador estadounidense encontramos importantes similitudes con Ran; de forma muy patente en Kill Bill, pero más sutilmente en Reservoir Dogs, Malditos Bastardos, Jackie Brown y Django desencadenado. Sin embargo, no solo Quentin Tarantino es deudor de Kurosawa. Otros films como La guerra de las Galaxias, o los siete magníficos están inspirados en La Fortaleza escondida y Los siete Samurais.
Tratando de encontrar un punto débil a la película, podríamos considerar errores leves en el ritmo de la acción, pudiendo llegar a resultar pesada para el gran público. Este aspecto está presente en todas las películas de Akira, que trata de deleitarse en la permanencia de planos, para mostrar una completa exploración de los sentimientos humanos.
Lo mejor: Una trama sencilla que consigue mostrar mucho más de lo que se podría esperar de una película bélica.
Lo peor: En caso de buscar un pero, podríamos decir que no es una película para el público común.
Veredicto: Si te gusta el cine, Ran es una obra imprescindible que no debes dejar de disfrutar.
Mi valoración: 4,5/5
Compartir
Periodista y Locutor. Productor y Conductor del programa "Algo de Cine" (viernes 02:00pm por la señal de Victoria 103.9 FM)